19.7.17

CONGRESO DE LA UNIÓN INTERNACIONAL DE ARQUITECTOS
¿PARA QUÉ? ¿PARA QUIÉN?

Cuando una Junta de Representantes aprobó construir una nueva sede para el COAM  se dijo a los colegiados: “No os costará nada”. Fue mentira. Nos costó muchos millones, aún debemos varios. La deuda del COAM se acerca a un presupuesto anual.

¿Necesitábamos una nueva sede? ¿Necesitábamos embarcarnos en ese gasto precisamente cuando muchos compañeros se marcharon del colegio porque no alcanzaban a pagar su cuota?

Habrá opiniones diferentes, pero algo es cierto: unos cuantos vivieron bien del negocio llamado Construcción y Explotación de una Nueva Sede para el COAM. La colegiación en cambio nunca se recuperó; seguimos perdiendo colegiados.

Ahora hay quien quiere embarcarnos en otro “proyecto estrella”: organizar el Congreso de la UIA en 2023. Los mensajes vuelven a ser los mismos: “¡No os costará nada, saldrá gratis!” Pero lo cierto es que ese Congreso cuesta entre 5 y 7 millones de euros, el primero de los cuales hay que pagarlo este año; y que ninguna administración pública ni empresa privada se ha ofrecido hasta ahora a hacerse cargo de ese gasto. Eso sí, buenas palabras muchas.

Hay algunos que quieren que el COAM asuma esa responsabilidad. Por diferentes razones. La peor de todas: para vivir del nuevo negocio llamado “Organizadores del Congreso UIA 2023”. Ya hay cola  para ser uno de ellos.

Por eso, y aunque sobre la utilidad de ese Congreso puede haber opiniones diversas, nosotros decimos: 

Dejad en paz el bolsillo de los colegiados. Congreso UIA, no con nuestro dinero.


1 comentario: